Published: Mier, Agosto 15, 2018
Internacional | By Tauro Artiga

Gobierno salvadoreño desmiente al fiscal general sobre pago a Funes

Gobierno salvadoreño desmiente al fiscal general sobre pago a Funes

Meléndez dijo también que este es el inicio de un proceso para quitarle al expresidente y a los otros implicados todo lo que obtuvieron ilegalmente con los fondos públicos.

Funes, actualmente asilado en Nicaragua, es acusado por la fiscalía salvadoreña de desviar 351 millones de dólares durante su gobierno (2009-2014).

Detalló que el dinero fue transferido durante sus 5 años de gestión a 13 cuentas particulares de su exsecretario privado Elmer Charlaix y otros dos empleados de la Presidencia, y que buena parte se retiro en efectivo.

El día de ayer Saca reconoció ante un juez haber adquirido la lujosa propiedad con dinero de Casa Presidencial.

El fiscal reveló también que Funes habría dado dinero al expresidente Elías Antonio Saca, para el Movimiento UNIDAD.

Luego admitió que entregaba 100.000 dólares mensuales a varias empresas de publicidad que no prestaban servicio y que del total de dinero que llegaba de Casa Presidencial pedía una devolución de 80% de lo contratado con sus empresas y permitía que los otros se quedaran con el 20% restante.

Theo Hernández fue cedido a la Real Sociedad por una temporada
Su paso por el conjunto "babazorro" despertó el interés del Real Madrid , que no lo dudó y se hizo con sus servicios el verano pasado.

El exmandatario apuntó que para que este dinero llegara a su patrimonio personal y para "cubrir el origen ilícito" de dichas sociedades, le pagaban un salario mensual de entre 4.000 y 60.000 dólares.

El dinero lo utilizó para adquirir terrenos e inmuebles.

Además de la mansión, la Fiscalía incautó 35 residencias propiedad de Saca y su grupo familiar en todo el país, 46 vehículos, 11 locales comerciales, tres haciendas, seis sociedades comerciales de comunicación conformadas por 16 estaciones de radio y poco más de un millón de dólares encontrados en instituciones financieras. "Así se ha manejado siempre", justificó, para hacer referencia que sus antecesores hicieron un uso similar de la partida de gastos reservados de la presidencia.

Sin embargo, con el acuerdo logrado la Fiscalía ha pedido que a ambos se les impongan la pena de diez años, cinco por peculado y cinco por lavado de dinero, mientras que a Rank y Funes únicamente cinco años de cárcel por lavado de dinero.

Saca es el primer expresidente de la democracia salvadoreña en afrontar un juicio y confesar delitos de corrupción, dado que su predecesor en el Ejecutivo, Francisco Flores, fue enviado a esta etapa en 2015, pero falleció antes de que se instalara.

Like this: